Tipos de Esclerosis múltiple

Tipos de Esclerosis múltiple

Si bien la Esclerosis múltiple es una enfermedad impredecible, actualmente se han identificado cuatro subtipos o modelos de evolución diferentes:

Recurrente-remitente (EMRR):

Constituye la forma más común de la enfermedad presentándose en torno al 85% de los casos. Se caracteriza por exacerbaciones recurrentes en las que se produce una disfunción neurológica repentina, nueva o ya conocida, que recibe el nombre de «ataque» o «brote». Estas crisis no tienen una duración determinada, pueden prolongarse a lo largo de semanas o meses y se alternan con períodos de resolución completa o parcial de los síntomas, también llamados «remisiones». Entre las diferentes recidivas no se percibe progresión de la enfermedad.

Secundaria progresiva (EMSP):

Tras una etapa estimada de unos 10 o 20 años, entre un 30 y un 50% de los afectados que en un primer momento manifestaron una tipología recurrente-remitente evolucionarán eventualmente hacia una forma secundaria progresiva que conlleva, por lo general, un cese de las exacerbaciones agudas y un empeoramiento gradual de la discapacidad.

Primaria progresiva (EMPP):

Se trata de la forma menos frecuente, afectando solo al 10-15% de todos los afectados. Se caracteriza por la ausencia de brotes definidos, comienza de manera insidiosa y empeora gradualmente y de manera constante desde el inicio de la enfermedad progresando más rápido en su incapacidad respecto de los otros subtipos.

Progresiva-recurrente (EMPR):

Representa la forma más agresiva de la enfermedad y se manifiesta en alrededor de un 3 y un 5% de los casos. Progresa de un modo continuo desde el inicio de la enfermedad, presentando exacerbaciones severas periódicas o brotes agudos claros, con o sin recuperación completa.

No obstante, la primera manifestación de la enfermedad suele considerarse como un subtipo aparte denominado «síndrome clínico aislado». De igual manera, cada vez más investigadores hablan de un nuevo subtipo de Esclerosis múltiple, la Esclerosis múltiple benigna. Se entiende como Esclerosis múltiple benigna aquella forma en la que tras 10 o 15 años de enfermedad casi no se aprecian limitaciones funcionales ni físicas. El diagnóstico y tratamiento temprano de la enfermedad, junto con un abordaje multidisciplinar de la misma, parecen ser los responsables de que cada vez un número mayor de afectados presenten este tipo de curso menos incapacitante.